Santi Pérez, el gurí que quiere volar alto en Ramos

Llegó a Ramos Mejía a principios de 2017 desde la ciudad de La Paz, Entre Ríos, con el bolso cargado de ilusiones. Santiago Pérez, alero de 18 años, vive en el club de Villa Sarmiento y se dio el lujo de conseguir su primer título con el Rancho en la Liga Metropolitana.

«Los momentos buenos llegan a su debido tiempo», dice el Gurí. «Uno de ellos lo viví hace un fin de semana atrás en Obras, que fue salir campeón con Ramos. Estando desde adentro fue una gran experiencia y espero que se vengan muchos más», cuenta Pérez con la sonrisa típica que lo caracteriza.

Su llegada a Ramos se dio por intermedio de Sebastián Villalba, su entrenador de Independiente de La Paz. Él hizo el contacto y así pudo venir a probar suerte al oeste del Gran Buenos Aires. Fue todo un desafío dejar a su familia y aclimatarse en la ciudad.

«Una vez que me dijeron que me querían, no dudé en venirme para Ramos. La decisión de quedarme en Buenos Aires fue porque me permitía estudiar y seguir haciendo lo que me gusta. Un privilegio», cuenta Santi.

En su llegada al club, Pérez compartió la habitación de la pensión con Juan Pastor (Viedma), Patricio Piñero (Mar del Plata) y Agustín Ávalos (Córdoba). «Fue lindo compartir con ellos una parte del año en la que fuimos campeones del Federal. Había una buena convivencia con todos y eso nos unió más para lograr los objetivos».

«En el club me trataron más que bien desde el primer momento. Toda la gente de Ramos y la Comisión Directiva se preocupa para que los chicos de inferiores estén cómodos. Y cuando digo todos incluyo a jugadores mayores, como los de la Primera Flex, que me integraron y me transmitieron el cariño por los colores. La experiencia de vivir en el club es única: te despertás y estás adentro de la cancha», relata con emoción.

Como jugador, Pérez es un alero atlético, con poder de anotación y capacidad rebotera. Actualmente integra los planteles de U19, Primera División, Torneo Federal y selección de Entre Ríos. «Estoy un proceso de formación y creo que los objetivos van a llegar más adelante, pero el sólo hecho de haber entrenado, compartir cancha y estar rodeado con jugadores profesionales era un gran objetivo y lo pude cumplir. Desde la llegada al club estoy mejorando en todo lo que sea posible», finaliza el entrerriano.