Un encuentro inolvidable en Tandil

Las categorías más chicas de Ramos Mejía LTC vivieron un fin de semana inolvidable en la ciudad de Tandil, donde participaron junto a otros 40 equipos de un torneo amistoso para las categorías Pre-Mini, Mini y U13 organizado por el club Independiente.

«Tenía muy buenas referencias del torneo. Es muy importante, con más de 40 clubes de todo el país y me sedujo la idea de participar. Además, Tandil es una ciudad hermosa para disfrutar y jugar al básquet. Fui cuatro veces a Independiente (una de las sedes) como jugador, monitor y entrenador» explicó Marcelo Masci, entrenador y coordinador del Minibásquet del Rancho.

El viaje se venía organizando desde hacía cuatro meses, la propuesta fue elevada a los padres, quienes no dudaron en aceptar la salida de los chicos rumbo a la ciudad de Tandil, ubicada a unos 400 kilómetros del centro de Buenos Aires.

Ramos, único representante de FeBAMBA, viajó con una delegación de 29 chicos de 6 a 13 años, a los que se sumaron cuatro profesores (Fernando Trío, Marcelo Masci, Juan Arregui y Luciano Paoli) y tres padres que colaboraron en la estadía.

En cuanto al torneo, los Mini y Pre-Mini de Ramos se enfrentaron a Racing de Olavarría, San Lorenzo del Sud (Bahía Blanca), Ferro de Trenque Lauquen, Náutico de San Pedro, Atenas y Unión Vecinal de La Plata. Se armaron varias canchas en distintas sedes y se jugaron partidos de 3×3.

El día viernes fue el arribo a Tandil y la fiesta de bienvenida, donde los profesores degustaron una clásica picada, típica de la zona. Luego de los juegos recreativos vino la ceremonia de inauguración en el estadio de Independiente ante un gran marco. El sábado continuaron las actividades desde temprano y el domingo fue el momento de la despedida.

«Quiero destacar que el torneo estuvo muy bien organizado en todos los detalles. Mi idea del Minibásquet es jugar, que los chicos logren divertirse, que la pasen bien y que aprendan a relacionarse con sus compañeros. Fueron tres días inolvidables», completó Masci.